Home
Shopping Cart
Contact
Search: Advanced search
Menno Simons Webshop :: books :: Una fe que mueve y conmueve
Printable version

  Categories


  Publishers

  Special

  Help
We accept American Express, Visa, Master Card and Diners.

  Una fe que mueve y conmueve
Una fe que mueve y conmueve 

Menno Simons nació en Witmarsum, Países Bajos, y fue el responsable de encauzar el movimiento anabaptista, que en la actualidad se compone de 1,6 millones de menonitas en todo el mundo.
La principal causa que originó el movimiento de esta minoría religiosa por toda Europa fueron las presiones ejercidas tanto por el poder político como por el eclesiástico, aunque también estuvo motivado por cuestiones económicas.
A pesar de ser relativamente pequeño en lo que a magnitud se refiere, el movimiento ha tenido un impacto significativo en los procesos que han conducido hacia una Europa unida. La cuestión relativa a la protección de las minorías constituye su principal patrimonio.
En 1517, Martín Lutero expuso en Wittenberg sus 95 tesis, una carta mediante la cual condenaba el comercio de indulgencias por parte de la Iglesia. Este documento se consideró como el desencadenante de la Reforma protestante. Durante la primera mitad del siglo xvi, en un contexto de revueltas y agitación social, surgió el movimiento anabaptista en diversos puntos de Europa: Suiza, sur y noreste de Alemania, Alsacia, y norte y sur de los Países Bajos. Inspirados por la Biblia, los anabaptistas adoptaron posturas sociales radicales: la estricta separación de la Iglesia y el Estado, el principio del bautismo de creyentes adultos basado en el libre albedrío y la elección personal y voluntaria, la libertad de conciencia, culto y expresión, la Eucaristía en lugar de la misa católica como celebración de la unidad en la congregación, y la negativa a portar armas.
Estos principios revolucionarios convirtieron a los anabaptistas en enemigos del Estado, quien los privó de sus más fundamentales derechos. Muchos de ellos fueron ejecutados en la hoguera o asesinados por ahogamiento. Como respuesta a esta persecución, constituyeron pequeñas y apartadas, pero fuertes y solidarias comunidades centradas en el apoyo mutuo.
Los anabaptistas se trasladarían a cualquier región en la que un monarca soberano concediera pequeñas libertades a grupos religiosos. Pronto ganaron influencia tanto en el plano económico como cultural. Una de sus principales características fue su actitud leal y colectiva hacia las comunidades en las cuales se establecieron.
Y así, se extendieron desde Suiza hacia el noroeste (Frisia) hasta llegar al noreste de Europa (Ucrania). Muchos de los valores éticos de estos anabaptistas del siglo xvi se consideran derechos civiles fundamentales en la Europa del siglo xxi: tolerancia, libertad de religión y de opinión, protección de los más débiles y vulnerables y, por último, espíritu emprendedor. No obstante, hemos de reconocer que la cohesión social de la Europa actual aún no está a salvo.
Por ello, es primordial poner de relieve ejemplos de nuestra historia europea compartida, ejemplos que, además de los valores mencionados anteriormente, también demuestren que para convivir en paz es esencial defender y afianzar los principios de no violencia y solidaridad.
Con el corazón y el espíritu inundados de esta esperanza, tenemos el orgullo de presentarles esta obra.

Details
 
SKU SKU16186
Weight 370,00 g
Price: €10,00
including VAT 6%

Options
 
Quantity

Add to cart
        


 

  Your cart
Your cart is empty



  Authentication



  Powered by One-Stop-Webshop Copyright © 2005-2017 Stichting Internationaal Menno Simons Centrum